Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com
datadista logo
PLAYA BURBUJA

El secreto eterno

Desde que tuvo lugar el accidente, el asunto de Palomares ha estado presente en numerosas ocasiones en las relaciones entre España y EEUU pero más como un as en la manga para negociar otros asuntos que para exigir la limpieza de la contaminación. Hubo una esperanza en 2004 y un acuerdo no vinculante en 2015. Después todo volvió al secreto absoluto, hasta nuestros días.

Desde que tuvo lugar el accidente, el asunto de Palomares ha estado presente en numerosas ocasiones en las relaciones entre España y EEUU pero más como un as en la manga para negociar otros asuntos que para exigir la limpieza de la contaminación. Hubo una esperanza en 2004 y un acuerdo no vinculante en 2015. Después todo volvió al secreto absoluto, hasta nuestros días.

ANA TUDELA Y ANTONIO DELGADO
23 DE MAYO DE 2021
pulsa para empezar

Estoy convencido de que, si esto hubiera ocurrido no muy lejos, en Francia, estaríamos todavía de rodillas ante De Gaulle", bromea irónico en octubre de 1967, en una Conferencia secreta de Princeton, Wright Langham, el estadounidense conocido como Mr. Plutonio, el doctor que en lugar de curar personas les inyectaba plutonio a ver qué tal reaccionaban, el hombre que convirtió Palomares en un laboratorio de los efectos de la radioactividad en personas y entorno.

España no era Francia ni Franco era De Gaulle. Tras el accidente, logrado el éxito propagandístico del baño (los baños) de Fraga Iribarne y el embajador de EEUU en España, Angier Biddle Duke; publicitada la recuperación de la cuarta bomba sin rotura; consensuadas las declaraciones en público asegurando que la zona estaba limpia y lograda incluso la mediación de EEUU para que, hasta en el Parlamento británico, se dijese que la Costa del Sol era segura y el turismo podía seguir acudiendo en masa, la máxima fue echar tierra al asunto. Tierra como para tapar dos trincheras de 4.000 metros cúbicos en total con material radiactivo.

Pero Palomares siempre estuvo ahí. De uno y otro modo.

Los cables del archivo de Wikileaks son un mapa de lo que se sabía, lo que no, lo que se decidió hacer en cada momento y las causas que motivaron cada decisión. España nunca soltó el cabo suelto de Palomares pero lo usó durante décadas para temas de todo tipo que poco o nada tenían que ver con la limpieza definitiva y la salud de los habitantes de la pedanía almeriense.

DIPLOMACIA NUCLEAR

Aún en la dictadura, el 4 de septiembre de 1973, el embajador estadounidense en Madrid envía un cable al Departamento de Estado de EEUU relativo a los temas que prevé que va a querer tratar el ministro de Asuntos Exteriores español, en ese momento Laureano López Rodó, en un encuentro previsto con Henry Kissinger. Entre esos temas está, intuye el embajador, la posible pretensión de arrancar de los americanos garantías sobre seguridad en relación con las cuatro bases militares que tienen sobre suelo español. Es previsible, comenta el cable, que López Rodó sienta que el accidente de Palomares, “que el Gobierno de España considera una cuestión no resuelta”, le confiere “fortaleza táctica” en la negociación. Así lo ha mostrado ya otro ministro español, el de Industria, Gregorio López-Bravo.

WIKILEAKS

SECRETARY'S BILATERAL DISCUSSION IN NEW YORK WITH SPANISH FOREIGN MINISTER

Date:1973 September 4, 10:30 (Tuesday)

Original Classification: SECRET

From: Spain Madrid

To: Department of State | Secretary of State

(Traducción propia)

1. Teniendo en cuenta que este será el primer encuentro entre López Rodó y Kissinger en sus nuevas funciones, es probable que López Rodó quiera aprovechar la oportunidad para obtener del nuevo Secretario opiniones e impresiones relativas a un amplio abanico de asuntos que no solo tengan que ver con las relaciones bilaterales entre España y EEUU sino con asuntos internacionales que conciernen a España. El ministro de Exteriores buscará probablemente asegurarse la opinión de Kissinger sobre el papel de España en Europa y en el mundo y establecer la base de un entendimiento mutuo para futuros intercambios de opiniones y debates. (…)


3. (…) El encuentro le dará una oportunidad a López Rodó para sacar a relucir intereses españoles, aparte de garantías de seguridad, tanto en el área militar como no militar. La guerra y escalada nuclear y los problemas de seguridad pueden ser abordados por López Rodó. No hay razón para pensar que esté menos dispuesto que López Bravo (ministro de Industria) para mostrar la sensibilidad de España en estos asuntos, animado por el accidente de Palomares. El Gobierno de España ve esto como una cuestión no resuelta que es probable que crean que les da una posición de fortaleza táctica.

Mes y medio después, otro cable refleja una reunión en la que López Rodó muestra a los estadounidenses un teletipo de Europa Press en el que se habla del temor despertado en la población de Almería debido a que un centenar de aviones de guerra al día están sobrevolando el cielo de la región. Se debe a una misión de EEUU a Israel que está utilizando la misma ruta que aquella en la que se produjo el accidente de 1966. La gente está asustada. El cable es del 19 de octubre de 1973, en plena Guerra de Yom Kipur, también llamada Guerra del Ramadán. Tras la invasión de Israel por una coalición de países árabes encabezados por Egipto y Siria, EEUU y la Unión Soviética respaldaron a sus respectivos aliados provocando un nuevo momento de alta tensión entre las dos potencias nucleares.

WIKILEAKS

ALLEGED USAF OVERFLIGHTS OF SPAIN

Date: 1973 October 19, 20:26 (Friday)

Original Classification: CONFIDENTIAL

From: Spain Madrid

To: Department of State | Secretary of Defense | Secretary of State

(Traducción propia)

1. Al final del encuentro de hoy, el ministro de Exteriores López Rodó sostenía una nota de Europa Press datada en Madrid, 19 de octubre, que ha leído en la reunión y luego me ha dado.

(…) Las noticias que el corresponsal en Almería nos ha enviado dicen textualmente:

En los últimos cuatro días, Almería ha sido sobrevolada por aeronaves estadounidenses que han establecido un puente aéreo entre EEUU e Israel, el país donde están suministrando -tras hacer escala en las Azores- material de guerra para ser utilizado contra la invasión árabe.

Según un empleado de la torre de control del Aeropuerto de Almería, los vuelos rondan los 100 al día. Vienen por el Estrecho de Gibraltar y cogen ruta hacia el este.

Los aviones son visibles desde la ciudad en los días despejados dada su proximidad y el hecho de que están sobrevolando aguas españolas y el sonido es audible incluso con el cielo nublado. Son aviones de carga de cuatro motores C-5 Galaxy, los mayores transportes aéreos de las fuerzas de EEUU que pueden transportar hasta 100 toneladas y son escoltados por bombarderos. Vuelan a unos 10.000 metros a una velocidad de unos 850 km por hora.

Fuentes bien informadas de Almería señalan que los vuelos están utilizando la misma ruta utilizada por los aviones que en 1966 colisionaron con varias bombas atómicas cerca de Palomares. Las mismas fuentes indican que la vista de los aviones y el recuerdo de Palomares han provocado cierta sensación de pánico entre la población de Almería.

Es urgente que reciba recomendaciones inmediatas de qué debo trasladar al Gobierno español y a la prensa sobre esta información.

La mayoría de las veces, el asunto se trata de forma tangencial, como asunto que puede afectar a otros. Pero hay cables dedicados expresamente al accidente, que hablan de las mediciones de los niveles de contaminación detectados en la población y la discreción que en cualquier caso se promete a EEUU.

WIKILEAKS

MEASUREMENT OF EFFECTS OF 1966 PALOMARES INCIDENT

Date: 1975 July 30, 10:45 (Wednesday)

Original Classification: Confidential

From: Spain Madrid Embassy

To: Department of State / Secretary of State

Concepts: Nuclear Hazards /Radiation Measuring Devices


“El ERDA (siglas en inglés del antiguo departamento de Energía de EEUU, posteriormente DOE) debe enviar pronto un equipo a Madrid para actualizar y calibrar el instrumental utilizado en la medición de los efectos en las personas expuestas a los materiales radiactivos dispersados en la zona de Palomares en 1966 cuando una bomba atómica accidentalmente se desprendió y fragmentó (una, según el cable). Representantes del Gobierno español han comunicado a representantes de EEUU niveles anormalmente altos en las mediciones corporales recientemente y esto puede deberse al resultado de técnicas de muestreo inadecuadas derivadas de instrumental mal calibrado. Podemos contar con la discreción de la plantilla de la Junta de Energía Nuclear española pero el Departamento (de Estado) y el ERDA deben, creo firmemente, definir la verdadera naturaleza de los resultados tan pronto como sea posible, ayudar a los españoles a tomar medidas correctivas y que se tenga en cuenta en todo momento el potencial impacto en las relaciones públicas. (…) Stabler”.

En la respuesta del 22 de agosto de 1975, Robinson, del Departamento de Estado de EEUU manifiesta que, tras la visita a Madrid de miembros del ERDA (Energy Research and Development Administration, antiguo Departamento de Energía o DOE), tiene poderosas razones para creer que efectivamente se trata de un error en las máquinas de medición. Se comprometen a enviar pronto nuevo instrumental a Madrid para la medición de la radiación en personas y a incluir la financiación de medidores de radiación de baja intensidad para instalarlos sobre el terreno, dado que saben que España puede tener dificultades para comprarlos ella misma.

El tema de Palomares aparece como asunto pendiente con España en las más variopintas comunicaciones, incluida una que habla en febrero de 1976 de la idoneidad de que se legalice el PCE en España.

2004 Y AQUELLA POSIBILIDAD DE QUE TODO CAMBIASE

En el año 2004, precisamente cuando al fin se están realizando cambios legales que permiten expropiar las tierras contaminadas de Palomares para evitar que se construyan viviendas sobre ellas que alojen a británicos retirados, el Gobierno de EEUU empieza a replantearse la situación. Hay un motivo. España está dando pasos para avanzar hacia la limpieza definitiva.

WIKILEAKS

SPAIN ANS U.S. COOPERATING TO REMEDIATE

RADIATION CONTAMINATION FROM 1966

NUCLEAR ACCIDENT

Date: 2006 November 7, 16:49 (Tuesday)

“El Gobierno de España, en parte debido al emergente boom inmobiliario a lo largo de toda la costa española, que estaba transformando Palomares en una comunidad con alta densidad de británicos retirados, decidió en 2001 tomar nuevas medidas para determinar el nivel de la contaminación radiactiva remanente. Los resultados llevaron al Gobierno de España a creer que la contaminación remanente podía ser más seria de lo que se creía hasta entonces”.

“El acuerdo Otero-Hall comprometía al Departamento de Energía a financiar el proyecto de investigación para investigar diversos aspectos en la salud y en la seguridad de materiales fisionables cuando quedan libres en un entorno rural agrícola, no comprometía al DOE a financiar ningún tipo de limpieza de la radiactividad”.

Antes de tomar una decisión definitiva sobre si recomendar el abandono del Programa Palomares por parte del Departamento de Energía (DOE), el entonces Asistente a la Secretaría de Medio Ambiente, Seguridad y Salud de EEUU, John Shaw, decide visitar el Ciemat (Centro de Investigaciones Energéticas, antes Junta de Energía Nuclear) en España. Aterriza en este país en septiembre de 2005. Y conoce a Juan Antonio Rubio. Se abre “una nueva era en el Programa Palomares”, recogen los cables de Wikileaks.

WIKILEAKS 2006

“Tras las Elecciones Generales de España de 2004 se le pidió al eminente físico nuclear español Juan Antonio Rubio que regresara de Ginebra, donde estaba trabajando en el CERN, para hacerse cargo del Ciemat”.

(…)

“Juan Antonio Rubio le dio la vuelta de arriba abajo al Ciemat rápidamente, revitalizando una institución moribunda. Llegó a la conclusión de que el Proyecto del Gobierno de España en Palomares se había convertido en una suerte de programa de empleo, cuya plantilla podría haber estado allí monitorizando eternamente”.

“Rubio, sin embargo, utilizó los datos recientes, que sugerían que la contaminación era más seria de lo que se había esperado, para acabar con la burocratización del proceso. Decidió que haría de la ‘limpieza definitiva’ de Palomares una de sus mayores prioridades durante su permanencia como director general del Ciemat”.

"El Proyecto del Gobierno de España en Palomares se había convertido en una suerte de programa de empleo, cuya plantilla podría haber estado allí monitorizando eternamente"

Shaw y Rubio dan cada uno con la horma de su zapato. Son “como dos gotas de agua”, dice el cable. Su encuentro permitió llegar a un acuerdo: había que saber la situación real de la zona y tomar medidas en consecuencia para limpiarla definitivamente. A lo que no se comprometió el DOE por escrito fue a financiar esa segunda parte, aunque sabían que estaba implícito en el acuerdo. El cable no deja dudas:

WIKILEAKS 2006

“Shaw llegó a la conclusión de que el intenso desarrollo de lo que había sido una zona poco poblada, rural (y potencialmente contaminada) requería la renovación de la asistencia del DOE y que el DOE no podía salir huyendo de Palomares”.

“Durante y después de la visita de Shaw, se llegó a un acuerdo con Rubio y el Ciemat. El DOE contribuiría a la financiación (y daría asistencia técnica) en los trabajos del Ciemat para generar un mapa radiológico que definiera en detalle la extensión y la naturaleza de la contaminación radiactiva de Palomares.

Cuando el mapa estuviese elaborado y se conociese la magnitud del problema, ambas partes negociarían el plan de ‘limpieza definitiva’. Shaw no comprometió formalmente al DOE en ningún recurso para la eventual limpieza pero iba implícito que el DOE permanecería implicado de un modo u otro hasta que Palomares estuviera limpio”.

Algo sí dejan firmado. En febrero de 2006 se firma el Memorandum de Entendimiento que oficializa el compromiso del DOE de ayudar a pagar el mapeo radiológico del Ciemat. Se habla de “compartir” los costes, aunque tampoco se determina qué significa ese verbo, recogerán después cables del Gobierno de EEUU en un nuevo intento de no pagar ni el 50 por ciento del desastre que ellos mismos provocaron. Poco después de la firma del Memorandum, Shaw deja de estar al servicio del Gobierno de EEUU.

En el acuerdo se fijó que una vez realizado el mapeo, calculados los costes de estos trabajos y el reparto de los mismos, se pasaría a la fase de planificar la limpieza definitiva.

WIKILEAKS 2006

“Esta fase es especialmente sensible, teniendo en cuenta que el DOE no ha alcanzado ningún compromiso formal de contribuir con el Ciemat en ningún trabajo de limpieza. Sin embargo, está clarísimo que el Ciemat espera que el Gobierno de EEUU acuerde contribuir a pagar cualquier posible limpieza”.

“Si el DOE decide no financiar ningún trabajo de limpieza, el DOE y la Embajada tendrán que trabajar mano a mano para desarrollar una estrategia de control de daños y EEUU será trinchado por la prensa (un buen amigo y aliado debería limpiar sus propios daños nucleares)”.

“(…) podríamos explorar la posibilidad de una financiación desde el presupuesto militar de EEUU de cualquier trabjo de limpieza”.

En 2007 estalla la crisis subprime, en 2008 la crisis financiera mundial con su epicentro en la quiebra de Lehman Brothers, y en enero de 2009 toma posesión de la presidencia de EEUU Barack Obama.

La actitud de los cables desde la Embajada de EEUU en Madrid cambia completamente. Su explicación al Departamento de Energía, El Consejo Nacional de Seguridad, la Secretaría de Defensa y la Secreataría de Estado de EEUU en abril de 2009 sobre la situación del asunto de Palomares recoge que España ha estado buscando interlocutores en el Gobierno de EEUU para negociar la limpieza definitiva. En una nota diplomática del 16 de marzo ha pedido interlocutores concretos. La Embajada considera que hay cierto margen para tomar una decisión en Washington, que debe implicar a las diferentes agencias estatales, porque la crisis ha hecho que estalle la burbuja inmobiliaria en España y eso ha quitado presión a las prisas por la limpieza. Pero el Ciemat quiere la limpieza definitiva. Ha intentado incluso contactar directamente con el Departamento de Defensa. Lo que se hizo fue "disuadirles" de seguir por ese camino. El Gobierno de España quiere que EEUU pague parte de la limpieza y que se lleve el suelo contaminado. ¿Se lo plantea siquiera EEUU?, se pregunta el cable. ¿Cuáles serían las consecuencias de no hacerlo?

"La actual depresión del sector de la vivienda en España y el colapso de la construcción puede reducir esa presión a corto plazo pero el Ciemat sigue muy interesado en la limpieza definitiva".

El cable de abril de 2009 informa a la nueva Administración de EEUU de que no se han localizado documentos que comprometan a la nación causante del accidente en la limpieza definitiva pero, sorpresa, hay una referencia a un compromiso adquirido en 1969 por Wilson, que entienden que se refiere al General Wilson, que habla de que el Gobierno de EEUU sufragaría todos los gastos derivados del accidente. Le restan importancia porque no han visto cifras concretas.

En cualquier caso, se preguntan, ¿es esto una cuestión legal? Porque lo que la prensa y la sociedad van a destacar es que EEUU no se hace responsable de los daños de los que es el único causante.

Date: 2009 April 30, 14:13 (Thursday)

Original Classification: CONFIDENTIAL

From: Spain Madrid

To: Department of Energy, National Security Council, Secretar yod Defense, Secretary of State


Classified By: Charge d'Affaires Arnold Chacon for Reasons 1(b) and (d) Summary and Action Request --------------------------


1. El Gobierno de España lleva varios meses buscando interlocutores en el Gobierno de EEUU para una negociación definitiva sobre la limpieza de la contaminación radiactiva en Palomares.

En una nota diplomática del 16 de marzo, se piden nombres de responsables del Gobierno de EEUU que participarían en un grupo de trabajo sobre una futura colaboración en la limpieza.

Los documentos disponibles no muestran ninguna indicación de que el Gobierno de EEUU se haya comprometido jamás a financiar una limpieza definitiva. Sin embargo, la contaminación es resultado de un accidente de 1966 entre dos aviones militares de EEUU.

Durante unas cuatro décadas, el Departamento de Energía y la agencia que lo precedió ha contribuido con el Gobierno de España a financiar la monitorización de la salud y el medioambiente, y ha ayudado recientemente a financiar un estudio completo del Gobierno de España sobre la contaminación remanente.

Responsables del Gobierno de España han indicado durante varios años que esperan apoyo del Gobierno de EEUU en la financiación y prevén que la mayor parte de suelo contaminado sea retirado por EEUU. Es necesario tomar una decisión, no simplemente ligada a las obligaciones legales.

Si el Gobierno de EEUU decide no cooperar en la financiación de la limpieza, anticipamos que va a ser una sorpresa para el Gobierno de España, va a suponer una considerable publicidad negativa y tendrá cierto impacto negativo en otros aspectos de nuestra relación bilateral.

Se recomienda que el Gobierno de EEUU responda positivamente a la nota diplomática del Gobierno de España y asegure a los responsables españoles que se está estudiando el asunto y responderá de forma apropiada.

Background ----------

3. El Departamento de Energía de EEUU (por el acuerdo Otero-Hall) se comprometió a pagar el 25% de los costes anuales del Ciemat por la monitorización médica y del medio ambiente, unos 300.000 dólares, así como 50.000 dólares por el programa de revisión. Intención de terminar el programa.

6. Según entendemos, las agencias que lideran el programa en ambos países quieren ponerle fin. El Departamento de Energía de EEUU ha gastado unos 3 millones de dólares en Palomares en la última década. El Ciemat quiere la limpieza definitiva, especialmente desde que las actuaciones de 2001 llevaron a creer que la contaminación remanente puede ser más seria de lo que se había creído previamente. Los costes pueden también ser un factor para el Ciemat, que asegura que tiene alrededor de 100 trabajadores de media trabajando a tiempo parcial en el tema de Palomares.

Además, el crecimiento de la zona de Palomares en la última década ha llevado al Gobierno local y los promotores inmobiliarios a presionar para construir viviendas en esa zona, que está junto al mar. (La actual depresión del sector de la vivienda en España y el colapso de la construcción puede reducir esa presión a corto plazo pero el Ciemat sigue muy interesado en la limpieza definitiva).

7.Reftel (Reference telegram) debate en detalle las circunstancias que llevaron al DOE y al Ciemat a acordar el proyecto de revisión de la contaminación en la zona, cuyos resultados se utilizarán si es preciso para recomendar la limpieza definitiva.

En el Anexo II del proyecto de 2006 y el Anexo III de 2007 al Acuerdo de Implementación, el DOE acordó contribuir con 1,983 millones de dólares a financiar el proyecto (así como a mantener la monitorización del entorno).

En el Anexo III, el DOE se comprometió a ayudar al Ciemat a contactar con el Departamento de Defensa seis meses antes de que se terminase el proyecto de mapeo. Tras una visita del DOE en julio de 2008, en la que se debatieron las conclusiones preliminares del proyecto, el DOE y el Ciemat acordaron iniciar negociaciones con sus respectivos responsables militares. Según entendemos, las conversaciones de septiembre de 2008 entre personal del DOE y las Fuerzas Aéreas de EEUU no fueron concluyentes. En noviembre, el Ciemat trató de contactar directamente con el Departamento de Defensa pero fue disuadido de hacerlo. El Ciemat también ha transmitido al DOE su intención de buscar la revisión, por parte de la Asociación Internacional de la Energía Atómica, de la versión final del plan de limpieza.

El coste de la limpieza definitiva dependerá de lo que se determine que es necesario.

Próximos pasos. Se necesitan decisiones a nivel común entre las diferentes agencias del Gobierno.

8. El estudio se completó en diciembre y el Gobierno de España querría iniciar las conversaciones sobre el plan de limpieza definitiva.

Aquí planteamos dos cuestiones:

1) ¿Qué agencia del Gobierno de EEUU lidera este asunto?

2) ¿Se va a plantear el Gobierno de EEUU pagar al menos alguna parte de los costes de limpieza y trasladar a EEUU más suelo contaminado?

Responsables del DOE le han dejado claro al Gobierno de España que cualquier apoyo a la financiación de la limpieza definitiva no es responsabilidad del Departamento de Energía sino del Departamento de Defensa.

Se considera que es necesario un análisis conjunto entre las diferentes agencias sobre estas cuestiones, preferiblemente con la participación del NSC (National Security Council).

¿No hay obligación legal en la limpieza?

9. No consta ningún documento que indique que el Gobierno de EEUU se haya comprometido a contribuir a financiar una limpieza definitiva. (Hemos visto una referencia a un seguro en un contrato de poco valor de 1969 entre el Gobierno de EEUU y el Gobierno de España por el General Wilson). Asumimos que se refiere al General Delmar Wilson, que se encargó de la respuesta inicial al accidente. Dice que el Gobierno de EEUU sufragaría todos los gastos causados por el accidente, pero el contrato no tiene información de qué cubre el seguro.

El acuerdo Otero-Hall se refiere a un área rural contaminada que fue descontaminada de acuerdo a los procedimientos y límites de descontaminación pactados mutuamente, y no incluye ninguna referencia a esfuerzos de limpieza posteriores.

Sin embargo, está claro que, como resultado de los avances en el conocimiento científico sobre lo que son niveles de contaminación aceptables, de nuevas pruebas, y de los resultados preliminares del proyecto de mapeo, ahora se considera necesario una limpieza adicional.

El Anexo II de 2006 del proyecto y el Anexo III de 2007 establecen que nada de lo recogido en ambos constituye un compromiso para ninguna de las partes de efectuar o financiar actividades de limpieza.

Pero están las expectativas.

10.El Ciemat ha expresado desde hace años sus expectativas de que el Gobierno de EEUU apoyará el coste de la limpieza definitiva y, más recientemente, su deseo de que sea trasladada a EEUU una mayor cantidad del suelo contaminado.

Se describe cómo los hechos acaecidos en 2005 y 2006 contribuyeron a generar esta expectativa en el apoyo del Gobierno de EEUU, algo que creemos que se ha visto reforzado por los contactos constantes en los últimos dos años.

Las historias aparecidas en la prensa española también han contribuido a esta percepción.

¿Qué pasa si decimos que no?

11.Si el Gobierno de EEUU decide no implicarse en este esfuerzo, anticipamos una significativa reacción negativa, del Gobierno de España y del público español y la prensa.(Prevemos que la prensa de EEUU, que de vez en cuando escribe historias de seguimiento del tema, también podría estar interesada)

Asumimos que se verían afectados otros aspectos de nuestra relación bilateral, aunque no tenemos sensación de que vaya a haber consecuencias.

El foco político y del público no estará en si el Gobierno de EEUU se comprometió alguna vez explícita o implícitamente. En lugar de eso, estará en la negativa de EEUU a ayudar terminar de limpiar contaminación creada por armas de EEUU caídas de aviones de las Fuerzas Aéreas de EEUU.

Se recomienda que el Gobierno de EEUU responda de un modo positivo a la nota diplomática del Gobierno de España y le asegure a los representantes españoles que la interagencia del Gobierno de EEUU está estudiando el tema y responderá el modo adecuado. CHACON

PLAN DE REHABILITACIÓN, PACTO Y TODO SECRETO OTRA VEZ

Finalizado el mapa tridimensional radiológico de Palomares, el Ciemat envió al Consejo de Seguridad Nuclear el documento Plan de Rehabilitación de Palomares. Propuesta Preliminar, del que informó favorablemente el CSN el 5 de mayo de 2010.

Frente a lo que ocurrió en 1966, tras el accidente, esta vez todo son cautelas. Solo por citar algunas, contempla la extracción de tierras, con desbrozado de la vegetación a ras de suelo, emplazando monitores de aire y con los equipos de protección necesarios; Retirada mediante aspiración de la contaminación de las tierras de difícil acceso, con mangueras de hasta 80 metros de largo; Riego y sistema de supresión del polvo por nebulización o niebla seca con tensoactivos para reducir la producción de polvo en la extracción y carga en los volquetes…

Por primera vez se planteó que la única solución definitiva posible era la retirada del suelo contaminado por parte de los EEUU

El 7 de julio de 2010 se celebró, en el Departamento de Estado de Washington, una reunión informativa entre delegaciones de España y EEUU. Por primera vez, dice el CSN, “se fijó de forma clara y articulada” la posición española, planteando que la única solución definitiva posible es la retirada del suelo contaminado por parte de los EEUU.

El 15 de octubre de 2010, el Gobierno aprueba en Consejo de Ministros una serie de criterios para hacer uso de la Ley de Secretos Oficiales de 1968, aprobada en dictadura y aún en vigor. Esa aprobación será clave en 2018 para ocultar la documentación que define el Plan de Restauración de Palomares, especialmente su modificación de 2015.

John Kerry y José García-Margallo en la firma de la declaración de intenciones de Palomares en Madrid | Departamento de Estado.

Moratinos y después Trinidad Jiménez siguieron negociando en busca del deseado acuerdo de limpieza definitiva de la zona. El 19 de octubre de 2015, el entonces ministro de Asuntos Exteriores de España por el Partido Popular José Manuel García-Margallo y el secretario de Estado norteamericano John Kerry firmaban una declaración de intenciones por la que se comprometían a lograr una “rehabilitación mayor” de Palomares y su entorno, que incluiría el traslado de la tierra contaminada, unos 50.000 metros cúbicos, a un “emplazamiento adecuado” de EEUU.

Quedaban meses para que se cumpliesen 50 años desde el accidente y algo así como 23.950 años para que se produjese la semidegradación del plutonio que seguía en la zona. Hablaron de “reparar un error cometido hace 50 años” y sentenciaron con un “bien está lo que bien acaba”. Se acabaría “en el plazo más breve posible”, se usarían “las infraestructuras necesarias para ello”, porque existía voluntad de que fuese “cuanto antes”. Los detalles los pondría una Comisión Mixta de Supervisión creada ad hoc para llevar a buen término el acuerdo.

Para Kerry, era un “símbolo importante de la amistad entre dos países aliados y socios que confían el uno en el otro”.

El acuerdo no era vinculante.

CONTAMINACIÓN SECRETA, LIMPIEZA SECRETA

En septiembre de 2017, la Federación Provincial de Ecologistas en Acción-Almería, representada por José Ignacio Domínguez, presentó demanda contencioso-administrativa ante la Audiencia Nacional contra la resolución del Consejo de Seguridad Nuclear de 16 de febrero de 2017 en la que se denegaba a la asociación ecologista su solicitud de clausura de la instalación nuclear y el área contaminada de Palomares con fijación de plazo para llevarla a efecto. Se pide que, a la espera de encontrarles un almacenamiento definitivo, se proceda al almacenamiento temporal de los 6.000 m3 de tierra contaminada obtenidos tras el tratamiento de los 50.000 m3 previstos en el Plan de Rehabilitación de Palomares (PRP) aprobado en mayo de 2010.

En la demanda se recoge que "el PRP fue aprobado por la Comisión Europea, fijando un límite de 1 mSv/año como máxima radiación legal que puede recibir una persona en un año". También que, a instancias del Department of Energy (DOE) de EEUU, el PRP se modificó "aumentando los criterios radiológicos de 1 mSv/año a 4 mSv/año" en 2015 en la zona 6, la de la sierra Almagrera que no fue limpiada en 1966 por su difícil acceso pero que ahora quiere ser convertida en viviendas unifamiliares para británicos por sus increíbles vistas al mar.

Ese cambio suponía reducir de 50.000 m3 a 28.000 m3 el volumen de tierra a limpiar y de 6.000 a 3.300 m3 lo que debían llevarse los EEUU.

Barriles sellados que contienen restos radiactivos esperan en la playa ser transportados a EEUU el 18 de marzo de 1966. | AP

18 de abril de 2018. Gobierno del Partido Popular, presidido por Mariano Rajoy. La directora general del Gabinete del Secretario de Estado de Asuntos Exteriores comunica a la Audiencia Nacional que facilitar información sobre la última revisión del Plan de Rehabilitación de Palomares, en el marco del proceso que busca la limpieza definitiva de los kilos de plutonio dejados en el terreno tras el accidente de 1966, "puede razonablemente dañar o poner en riesgo los intereses políticos, sociales, económicos y comerciales de España y particularmente las relaciones diplomáticas con EEUU, por lo tanto constituye materia clasificada".

3 de febrero de 2020. Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, presidido por Pedro Sánchez. El Ministerio de Presidencia comunica a la Audiencia Nacional, respecto a la exigencia de desclasificación del Plan de Rehabilitación de Palomares de 2010 que, "dado que el documento solicitado incluye información contenida en documentos de terceras partes, como el Centro de Investigaciones Energéticas (Ciemat, antigua JEN) y EEUU, se ha solicitado informe de los departamentos afectados." Se consulta al Consejo de Seguridad Nuclear, que no ve problema en la desclasificación; se consulta al Ministerio de Transición Ecológica, que no ve problema en la desclasificación; se consulta al Ministerio de Exteriores, que considera que "no procede la desclasificación sin la autorización de EEUU".

Respuesta del Ministerio de la Presidencia de 20 de mayo de 2020 a la petición de la Audiencia Nacional de desclasificación del Plan de Rehabilitación de Palomares.

España lleva 55 años priorizando las relaciones con Estados Unidos por encima de las consecuencias de un accidente con armamento nuclear que dispersó kilos de plutonio en una pedanía almeriense y dejó buena parte sobre el terreno. Los papeles desclasificados que está publicando por primera vez DATADISTA muestran que, frente al discurso oficial mantenido durante décadas, que dijo que no quedaba contaminación en Palomares, que sus habitantes no estaban afectados por la radiactividad y que los estadounidenses habían sido rápidos y generosos indemnizando a la pedanía, hubo otro tras las puertas de los despachos desde el mismo momento en que tuvo lugar el accidente. También que hoy, en democracia, décadas después, la opacidad sigue sobre un asunto que afecta al medio ambiente y a la salud.

DESCLASIFÍQUESE

En marzo de 2020, la Audiencia Nacional dio la razón en un auto a Ecologistas en Acción en sus peticiones de que el Gobierno desclasificase el PRP aprobado en 2010 y sus modificaciones posteriores, documentación que el Gobierno de Sánchez y el Rajoy han mantenido tapada usando la losa de la Ley franquista de Secretos Oficiales.

Se lo tuvieron que pedir dos veces. En noviembre de 2020 se desclasifica parcialmente el documento a "exclusivos efectos de incorporación al procedimiento con el carácter de confidencial".

El 13 de enero de 2021, una providencia de la Audiencia define los términos de la desclasificación. Solo se aporta en formato papel, no se incorpora al expediente digital y se custodia para garantizar que se mantiene la confidencialidad. Las partes lo pueden consultar pero no hacer fotocopias, ni fotos, ni reproducirlo de forma alguna. La modificación de 2015 no se ha aportado. El secreto continúa.

Hubo un voto particular demoledor, el del magistrado Luis Helmuth Moya Meyer, en contra de la forma en que se admitió la desclasificación, el abuso de la Ley de Secretos Oficiales y la elusión de responsabilidades ante los indicios de riesgo para la salud que supone que haya zonas de Palomares que sigan contaminadas. Hay límites a la transparencia pero la ley pone como excepción a esos límites "cuando se ha causado un daño efectivo al medio ambiente", momento en que "se prioriza el derecho a la información ambiental", recoge el voto particular.

"La interpretación extensiva de los conceptos de seguridad y defensa nacional es una tradición heredada de un estado dictatorial", continúa. (…) "En un asunto en el que existen fuertes indicios de que se está poniendo en riesgo la salud pública y el medio ambiente, la mera alusión a los intereses políticos, sociales, económicos y comerciales de España (…) no permite vedar la participación pública en la toma de decisiones. La intención de proteger los intereses del sector agrícola y las expectativas turísticas de la zona, así como del desarrollo urbanístico inherente a esta actividad, ya fueron consideradas como el pretexto de la dictadura de Franco para la clasificación de esta materia. Pero en una sociedad democrática, cuando están en juego valores de primordial importancia como la salud pública y la protección del medio ambiente, no puede servir esto de pretexto para seguir negando información a la ciudadanía sobre los verdaderos efectos del accidente nuclear de Palomares".

La Audiencia Nacional deliberará el próximo 1 de junio sobre la limpieza de Palomares y el almacenamiento temporal de los restos radiactivos que pide Ecologistas, hasta que EEUU se haga cargo de su ubicación definitiva. La sentencia se conocerá a mediados de junio.


Apoya a DATADISTA

Necesitamos tu ayuda para crecer y seguir investigando. Esta es la forma de hacer periodismo en la que creemos. Ahora puedes apoyar nuestro trabajo y recibir nuestra newsletter.

SUSCRÍBETE A DATADISTA